-El Museo de Ciencias y Tecnología de Mérida se ubica en el sector conocido como: Boulevard Cinco Águilas Blancas con avenida Andrés Bello, Sector Central, Urbanización las Tapias.
-Abre sus puertas de martes a viernes, de 8:30 a 12 del mediodía y de 2:30 a 6:00 de la tarde. Sábados, domingos, días festivos y vacaciones de 10:00 de la mañana a 6:00 de la tarde y en temporada alta abre sus puertas de lunes a lunes.
-Los interesados en obtener una mayor información pueden comunicarse al número telefónico: (0274) 2715126 o escribir al correo electrónico:
mucyt@frontino.mucyt.org.ve


 

 

 


Martín Amado Martínez M
CNP: 11806

Email: redaccioncdv@gmail.com


 

¡Museo divertido!


La siempre comentada Mérida, Ciudad de los Caballeros y una de las cunas nacionales del turismo, ofrece entre sus múltiples opciones orientadas al compartir de todo el grupo familiar la posibilidad de visitar el Museo de Ciencias y Tecnología, el cual cuenta con distintos e interesantes recorridos didácticos.
La razón de ser de la mencionada institución responde, primordialmente, a la necesidad de servir como complemento educativo no formal, a través de sus distintas y atractivas exhibiciones, con lo cual resulta promovido el disfrute del conocimiento en el público asistente.

Espacio integral...

El Museo de Ciencias y Tecnología de Mérida fue inaugurado el 30 de noviembre de 1995, en los espacios donde anteriormente funcionara la antigua central azucarera de Los Andes, con el objetivo de despertar el interés de niños y jóvenes por el tema científico y tecnológico, de una manera divertida y creativa.
Este museo es único en su tipo en la región andina venezolana e incluso, a lo largo del tiempo se ha convertido en punto de referencia, en cuanto a los atractivos turísticos con los cuales cuenta el estado Mérida.
Sus espacios garantizan la mezcla armoniosa entre bellos paisajes naturales, que a su vez sirven como parada a las aves migratorias, y variados ambientes didácticos así como otros orientados a la diversión y aventura, tal como es el caso del muro de escalada que posee hacia la zona conocida como El Cafetín de la Laguna.

Salas de interés

El Museo de Ciencias y Tecnología de Mérida tiene sus áreas subdivididas y reciben de igual modo la visita del público en general. Una de ellas se denomina Orinoco y surgió como resultado de un convenio con el Museo de Ciencias de Caracas, consta de cinco salas entre las cuales es posible mencionar: Viajeros, Habitantes, Agua, Naufragios, Desarrollo y Biodiversidad.
Vale mencionar que una de sus principales exposiciones se encuentra basada en una interesante experiencia, la cual incluye modelos robóticos de animales prehistóricos y a escala natural, por lo que muchos aprovechan este punto para tomar fotografías. Otra de sus exposiciones trata la formación geológica de Los Andes, La selva nublada andina y El maravilloso mundo de la óptica, a través del cual es posible tomar en cuenta los fenómenos de la luz.

Ocho módulos...

En total este museo cuenta con ocho módulos, cada uno con un tema específico, tal como: El Sistema Solar, El Organismo Humano, Las Reacciones Químicas y La Física, entre otras. Asimismo posee una sala especial, orientada a la simulación de terremotos, y en ella los visitantes reciben amplia información relacionada con los sismos.
Cuenta también con un planetario, entre otros atractivos de interés científico, al igual que con réplicas de algunos animales en escala real. Este espacio específico persigue reforzar el amor por la naturaleza, así como por la protección del ambiente. De igual modo el módulo de Aguas ofrece maquetas y algunas especificaciones relacionadas con el motivo de la variación en el color de las aguas.

¡El mundo en las manos!

Este es el nombre que recibe una de las exhibiciones predilectas de los niños y se encuentra basada en un modulo, el cual fuera donado por IBM Internacional. El mismo le permite a los interesados conectarse, de manera virtual e interactiva, con 155 museos en el mundo.
Así mismo vale destacar que el ya mencionado módulo, relacionado con los movimientos telúricos, cuenta con un simulador en el cual los visitantes tienen la ocasión de experimentar sismos de 5.5 grados en la escala de Richter.

Imagen y reflejo

Parte de la exhibición se encuentra basada en un conjunto de espejos cóncavos y convexos, a través de los cuales resulta desfigurada la imagen de quienes en ellos se reflejan. En este punto las risas no cesan y es uno de los predilectos de niños y adultos.
Otros elementos de tipo óptico permiten, a través de la manipulación de rayos láser, entre distintos instrumentos y la observación directa, establecer una comprensión más cercana sobre la naturaleza de la luz.
Como una interesante exhibición podemos señalar las fases de la gestación humana y a través de ella resulta posible conocer el proceso de desarrollo del ser humano, desde la fase embrionaria hasta el momento de su nacimiento, mes a mes.

¿Una barra de la ciencia?

La misma ha sido identificada como una experiencia del tipo interactivo, debido a que en ella el visitante se convierte en protagonista de una serie de experimentos, a través de los cuales le será posible comprender algunos fenómenos de la física y la química como un hecho fascinante.
En cuanto al ya mencionado planetario vale destacar que quienes aprovechan sus espacios aseguran que se trata de uno de los más hermosos, debido a que nos acerca al conocimiento relacionado con los fenómenos que ocurren en el espacio, a través de una cúpula de proyección que permite apreciar e identificar cerca de cuarenta y ocho constelaciones.

Martín Amado Martínez M
redaccioncdv@gmail.com


 
 
 
COPYRIGTH 2005 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS WWW.CAMINOS DE VENEZUELA.COM. DISEÑADO POR EA MEDIOS DIGITALES.